Home

Autoridades estadounidenses advierten sobre Crypto, un parásito que habita en las piscinas

3 julio 2019 Actualidad Salud Tendencias


Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) han publicado un informe en el que advierten a la población sobre la existencia de un parásito en las piscinas que ocasiona graves malestares intestinales.

Se trata de un parásito fecal llamado Cryptosporidium, mejor conocido como “Crypto”, el cual representa la principal causa de brotes de diarrea, así como la tercera causa de diarrea relacionada con el contacto animal en los Estados Unidos.

La enfermedad causada por el parásito se conoce como criptosporidiosis,  y se caracteriza por cuadros de diarrea acuosa que se pueden extender hasta por tres semanas, acompañado por náuseas y vómitos. Fiebre, dolor de estómago, deshidratación y pérdida de peso son otros síntomas que pueden aparecer.

Por lo general, estos ceden sin tratamiento, pero la enfermedad puede ser más peligrosa en personas con sistemas inmunológicos debilitados, sean jóvenes o mayores, además de que de aumenta el riesgo de terminar en un estado de “desnutrición potencialmente mortal”.

En su Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad , CDC informa que se ha registrado un aumento de 13 por ciento en el número de brotes causados por el Crypto desde 2009 hasta 2017.

En la última década, se han registrado más de 400 brotes de criptosporidiosis en los Estados Unidos, lo que implicó que 7,500 personas se enfermaran en dicho período. Más de 200 de ellas requirieron hospitalización, pero solo una murió como resultado de la enfermedad.

¿Cómo se contagia la criptosporidiosis?

El 35 por ciento de los brotes de criptosporidiosis tuvo origen en aguas de piscina y áreas de recreación.

Como dijimos al principio, la enfermedad es causada por Crypto, un parásito que se encuentra comúnmente en sitios de diversión públicos, como piscinas. De modo que la causa más común de dichos brotes fue tragar agua contaminada en lugares de este tipo.

Según los datos publicados por CDC, el 35 por ciento de los brotes tuvo su origen en aguas de piscina y áreas de juego. Un 15 por ciento estuvo relacionado con el contacto con ganado infectado, mientras que el 13 por ciento fue por contacto con personas infectadas en centros de cuidado infantil.

Una vez que el Cryptosporidium ingresa al organismo de personas o animales, reside en los intestinos, por lo que también está presente en las heces que estos evacúan.

Por pequeñas que sean las cantidades en las manos e incluso en los trajes de baños, el simple contacto con ellas puede contaminar los alimentos, bebidas y el agua de las piscinas donde el parásito puede vivir durante varios días. De este modo, cuando otras personas ingieren o están en contacto con los elementos contaminados, se infectan con el parásito.

Parásitos invasores están destruyendo los picos de los famosos pinzones de Darwin

Los síntomas de la criptosporidiosis comienzan a aparecer entre dos y diez días después de adquirida la infección.

El parásito se transmite fácilmente en guarderías y sitios de recreación infantil

Evitar llevar a los niños a la guardería si hay casos de criptosporidiosis entre sus compañeros.

Michele Hlavsa, funcionaria a cargo del Programa de Natación Saludable de los CDC, señaló que los niños son especialmente propensos a contraer la enfermedad ya que aún no son diestros en hábitos de higiene. “Los niños pequeños pueden enfermarse gravemente y propagar fácilmente el Crypto”, dijo y agregó:

“No saben cómo usar el baño y lavarse las manos, o simplemente están aprendiendo cómo. Pero nosotros, como padres, podemos tomar medidas para ayudar a mantener a nuestros hijos saludables en el agua, alrededor de los animales y en el cuidado de niños”.

Contagio por contacto con animales

Según el informe, el contagio de Cryptosporidium puede ser inevitable y generalizado en ambientes donde se encuentre ganado vacuno, cabras y ovejas. El parásito causó 13 brotes asociados con leche sin pasteurizar o sidra de manzana entre 2009 y 2017, lo cual se relacionó con contactos con ubres, manzanas y equipos de procesamiento contaminados.

Medidas preventivas

Quienes trabajan en granjas, o están en contacto con animales rumiantes o pasan tiempo en su entorno, deben lavarse bien las manos y cambiarse de ropa antes de entrar a otro recinto para evitar la contaminación cruzada.

Con todo lo dicho hasta ahora, es evidente que una de las principales medidas para prevenir el contagio del parásito es aplicar correctas medidas de higiene. Lavar muy bien las manos después de ir al baño, así como también lavar bien los alimentos. También si se ha tenido contacto directo o indirecto con animales rumiantes como vacas y cabras, o si se ha estado en sus hábitats.

Otras medidas adicionales son eliminar la ropa y calzado usados en estos entornos antes de ingresar a otros, como por ejemplo, el hogar, para reducir el riesgo de contaminación cruzada.

De igual forma, evitar ingresar o que los niños ingresen en piscinas públicas, en hoteles, o sitios de entretenimiento, y mucho menos si tienen mucho tiempo sin mantenimiento. Así también, evitar llevar a los niños a guarderías o sitios en los que se sabe que hay otras personas contagiadas con la enfermedad.

Referencias:

CDC warns swimmers about ‘Crypto,’ a parasite that can live for days in pools. https://www.washingtonpost.com/health/2019/07/01/cdc-warn-swimmers-about-crypto-parasite-that-can-live-days-pools/?utm_term=.fa1c5a344437

Brotes de criptosporidiosis – Estados Unidos, 2009–2017. https://www.cdc.gov/mmwr/volumes/68/wr/mm6825a3.htm?s_cid=mm6825a3_w%5C

Síguenos y Danos Like
error

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial