Home

El tamarindo puede hacer milagros en tu salud

11 marzo 2019 Actualidad Salud


El tamarindo es una pequeña fruta color marrón que nace dentro de una vaina dura.

Pertenece a la familia de las leguminosas. Su nombre científico es Tamarindus, proviene de un árbol del mismo nombre y crece en climas tropicales. Es nativo de Sudán, África, pero su cultivo ha llegado a Asia, Oceanía y América.

La web especializada en plantas y sus propiedades, ecoagricultor.com, resalta que el tamarindo contiene las vitaminas A, B3 y C. Además, posee hidratos de carbono, proteína vegetal, aminoácidos, fibra soluble y minerales como el magnesio, potasio, fósforo, hierro y azufre.

Por todo ello, esta fruta aporta una buena dosis de energía al cuerpo. Es un antipirético (es decir que ayuda a combatir el calor corporal y la fiebre), laxante, tónico, antioxidante, diurético y depurativo.

El árbol de tamarindo puede medir hasta 20 metros de alto. Foto EDH / Pixabay

Preparada de distintas maneras, y al consumir sus hojas, ofrece grandes beneficios a la salud, como los siguientes: protege el hígado, alivia el dolor de cabeza, ayuda a regular el colesterol alto, prevenir las hemorroides, combatir la gingivitis, tos e infecciones en las vías urinarias. También se puede incorporar a las dietas para perder peso, prevenir el resfriado, eliminar parásitos gastrointestinales, prevenir la arteoesclerosis, piedras en los riñones, contrarresta las digestiones lentas y sirve para limpiar la piel a profundidad.

La receta: té de tamarindo

Una forma de consumirlo y aprovechar todas sus propiedades es a través del té. Para hacer esta bebida necesitas:

1 litro de agua hirviendo

2 vainas de tamarindo de 10 centímetros aproximadamente

El té se puede beber helado o congelado. Foto EDH/ Pixabay

Procedimiento

Coloca las vainas en el agua hirviendo a fuego bajo durante unos 10 minutos. Luego retira y déjalo enfriar. Pásalo a la refrigeradora para que repose de tres a cinco días. Bebe así, pero si prefieres consúmela tipo “charamusca”. Para ello, congela las porciones en una taza en la nevera y come de vez en cuando.

En Centroamérica y México, el tamarindo se utiliza más para elaborar bebidas o como base para salsas y mojos picantes. Pero también se preparan botanas y salsas.

Otros remedios

Beber una infusión de hojas de tamarindo calma el dolor estomacal, baja la fiebre y concilia el sueño.

En caso de quemaduras, se recomienda tomar un puñado de hojas, secarlas y mezclar con aceite vegetal. Luego se aplican sobre el área de la piel afectada. También sirve para curar heridas e irritaciones.

La pulpa se consume para evitar el estreñimiento, estimular el apetito y eliminar toxinas.

El tamarindo no es para todos

Los efectos secundarios de esta fruta se detallan en la web Tamarindo.10 y son los siguientes:

1. Los diabéticos deben regular el consumo para no reducir los niveles de glucosa en la sangre, sobre todo si el tamarindo se ingiere conjuntamente con medicamentos para tratar esta enfermedad.

2. Provoca erosión dental al tratarse de una fruta muy ácida. El consumo excesivo desgasta el esmalte dental y facilita la aparición de caries.

3. Por la misma acidez, produce dolor de garganta, provoca irritación en la mucosa, causa dolor y molestias.

Conservas de nance y tamarindo. Foto EDH / Archivo

4. No es apropiado para las personas que padecen hemofilia o trastornos similares porque retrasa la coagulación de la sangre e intensifica los sangrados.

5. Provoca alergia, comezón, dolor abdominal y dificultad para respirar, porque incrementan los niveles de histamina en la sangre.

Es importante recordar que todo en exceso es contraproducente.

Síguenos y Danos Like
error

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial