Home
  • Home
  • Actualidad
  • Fortalece su sistema inmunológico consumiendo estos alimentos

Fortalece su sistema inmunológico consumiendo estos alimentos

26 febrero 2020 Actualidad


Las lluvias y los cambias de temperatura en esta época del año nos vuelven más propensos a adquirir enfermedades, muchas de ellas respiratorias. Aunque parezca difícil, sí podemos mejorar nuestro sistema inmunológico para hacerle frente a estas patologías.

La alimentación es clave para ello. En las verduras, carnes, legumbres, entre otros, podemos encontrar lo que necesitamos para mantenernos sanos y alejados de las enfermedades.

Leila Pérez, nutricionista española, consultada por el portal web Cuidate Plus, indica que “si el cuerpo recibe los nutrientes requeridos, está en condiciones de levantar barreras y protegerse más contra las enfermedades típicas de esta época del año. Hacer una alimentación saludable, lo que implica variedad, correcto aporte de energía, un alto consumo de alimentos frescos, junto con las dosis adecuadas de ejercicio físico, descanso y control del estrés, son las claves para mantener en condiciones nuestro sistema inmunológico”. La especialista indica que para mantener altas nuestras defensas se recomienda seguir una nutrición que contenga todos los grupos de la pirámide alimenticia, en este sentido, seguir una dieta mediterránea se una opción válida.

Este tipo de dieta debe incluir frutas, verduras, pescado azul, aceite de oliva, frutos secos, legumbres. Esto debe estar acompañado de la ingesta de vitaminas, principalmente la A, B, C y E, que recubren el interior de las células respiratorias y las protegen de virus y agentes tóxicos del ambiente.

También se aconseja una alimentación con miel, ajo, cebolla, frutos rojos y setas (hongos). La especialista señala que no pueden quedar fuera “los cereales integrales, los lácteos bajos en grasa, las carnes magras y los huevos”.

La cantidad en la que debemos consumir cada unos de estos alimentos dependerá del sexo, la edad y la actividad física que cada persona realiza. Por lo general, por ser comida sana, la mayoría puede tomarse a diario o semanalmente.

Los que pueden ingerirse a diario son verduras, frutas, cereales y aceite de oliva, mientras que los que se recomiendan alternar semanalmente son los alimentos proteicos, tanto de origen animal como vegetal, por ejemplo, desplazar un poco la carne y consumir más pescado. (I) La especialista indica que para mantener altas nuestras defensas se recomienda seguir una nutrición que contenga todos los grupos de la pirámide alimenticia, en este sentido, seguir una dieta mediterránea se una opción válida.

Este tipo de dieta debe incluir frutas, verduras, pescado azul, aceite de oliva, frutos secos, legumbres. Esto debe estar acompañado de la ingesta de vitaminas, principalmente la A, B, C y E, que recubren el interior de las células respiratorias y las protegen de virus y agentes tóxicos del ambiente.

También se aconseja una alimentación con miel, ajo, cebolla, frutos rojos y setas (hongos). La especialista señala que no pueden quedar fuera “los cereales integrales, los lácteos bajos en grasa, las carnes magras y los huevos”.

La cantidad en la que debemos consumir cada unos de estos alimentos dependerá del sexo, la edad y la actividad física que cada persona realiza. Por lo general, por ser comida sana, la mayoría puede tomarse a diario o semanalmente.

Los que pueden ingerirse a diario son verduras, frutas, cereales y aceite de oliva, mientras que los que se recomiendan alternar semanalmente son los alimentos proteicos, tanto de origen animal como vegetal, por ejemplo, desplazar un poco la carne y consumir más pescado. (I) La especialista indica que para mantener altas nuestras defensas se recomienda seguir una nutrición que contenga todos los grupos de la pirámide alimenticia, en este sentido, seguir una dieta mediterránea se una opción válida.

Este tipo de dieta debe incluir frutas, verduras, pescado azul, aceite de oliva, frutos secos, legumbres. Esto debe estar acompañado de la ingesta de vitaminas, principalmente la A, B, C y E, que recubren el interior de las células respiratorias y las protegen de virus y agentes tóxicos del ambiente.

También se aconseja una alimentación con miel, ajo, cebolla, frutos rojos y setas (hongos). La especialista señala que no pueden quedar fuera “los cereales integrales, los lácteos bajos en grasa, las carnes magras y los huevos”.

La cantidad en la que debemos consumir cada unos de estos alimentos dependerá del sexo, la edad y la actividad física que cada persona realiza. Por lo general, por ser comida sana, la mayoría puede tomarse a diario o semanalmente.

Los que pueden ingerirse a diario son verduras, frutas, cereales y aceite de oliva, mientras que los que se recomiendan alternar semanalmente son los alimentos proteicos, tanto de origen animal como vegetal, por ejemplo, desplazar un poco la carne y consumir más pescado. (I) La especialista indica que para mantener altas nuestras defensas se recomienda seguir una nutrición que contenga todos los grupos de la pirámide alimenticia, en este sentido, seguir una dieta mediterránea se una opción válida.

Este tipo de dieta debe incluir frutas, verduras, pescado azul, aceite de oliva, frutos secos, legumbres. Esto debe estar acompañado de la ingesta de vitaminas, principalmente la A, B, C y E, que recubren el interior de las células respiratorias y las protegen de virus y agentes tóxicos del ambiente
También se aconseja una alimentación con miel, ajo, cebolla, frutos rojos y setas (hongos). La especialista señala que no pueden quedar fuera “los cereales integrales, los lácteos bajos en grasa, las carnes magras y los huevos”.

La cantidad en la que debemos consumir cada unos de estos alimentos dependerá del sexo, la edad y la actividad física que cada persona realiza. Por lo general, por ser comida sana, la mayoría puede tomarse a diario o semanalmente.

Los que pueden ingerirse a diario son verduras, frutas, cereales y aceite de oliva, mientras que los que se recomiendan alternar semanalmente son los alimentos proteicos, tanto de origen animal como vegetal, por ejemplo, desplazar un poco la carne y consumir más pescado. (I)


shares
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial