Home

Las mujeres científicas olvidadas

12 agosto 2019 Actualidad Tecnología Tendencias


Hace unas pocas semanas, el premio Nobel de medicina Tim Hunt hizo este desdeñoso comentario contra las mujeres: «Tres cosas ocurren cuando uno comparte laboratorio con ellas: se enamoran de uno, uno se enamora de ellas y cuando se las critica, lloran». Las críticas y el revuelo que causó terminaron con la dimisión de su cargo en la University College de Londres, así como de la Royal Society británica.

Durante la historia, son muchas las mujeres científicas olvidadas por la historia, pese a su importante contribución a grandes descubrimientos. Si bien todos conocemos a Marie Curie, que ganó ¡dos premios Nobel!, es poco sabido que cuando solicitó el ingreso a la prestigiosa Academia Francesa de las Ciencias, luego de ganar ambos premios, fue… rechazada.

Existen otras mujeres que queremos recordar hoy, y que fueron olvidadas por la ciencia.

Esther Lederberg

Esther Lederberg, microbióloga estadounidense, condujo investigaciones pioneras en el campo de la genética. Desarrolló técnicas básicas que se perfeccionaron más tarde y contribuyeron al entendimiento de cómo funcionan los genes.

Su trabajo ayudó a su marido, Joshua, a ganar un premio Nobel en 1958. Sin embargo, nadie la mencionó a ella.

Esther Lederberg
Rosalind Franklin

La biofísica británica Rosalind Franklin fue una pionera en cristalografía de rayos x.

Su imagen de una molécula de ADN resultó crítica para descifrar su estructura, uno de los avances científicos más importantes del siglo XX.

Pero fueron James Watson, Francis Crick y Maurice Wilkins quienes recibieron en 1962 el Premio Nobel en Fisiología o Medicina por su trabajo.

Rosalind Franklin
Ida Tacke

A esta investigadora alemana se le deben grandes progresos tanto en el campo de la química como en el de la física atómica. Encontró dos elementos nuevos -renio y masurium- que Dmitri Mendeleev predijo formarían parte de la tabla periódica.

En los libros de ciencia se la cita como la descubridora del renio.

Pero el descubrimiento del masurium, que ahora se conoce como tecnecio, se atribuye a Carlo Perrier y Emilio Segre. La comunidad científica ignoró la evidencia de Tacke hasta que Perrier y Segre crearon artificialmente el elemento en el laboratorio.

No obstante, a Tacke se le atribuye ser la primera persona que pensó en la posibilidad de la fusión nuclear.

Lise Meitner

La labor de la austriaca Meitner en física nuclear condujo al descubrimiento de la fisión nuclear, en la que el núcleo del átomo se divide en dos. Esto abrió el camino para la creación de la bomba atómica. Tras mudarse a Berlín en 1907, Meitner colaboró con el químico Otto Hahn por varias décadas.

Sin embargo, Hahn publicó sus hallazgos sin incluir el nombre de Meitner como coautora.

Hahn ganó el premio Nobel de Química en 1944 por sus contribuciones a la división del átomo.

Lise Meitner
Chien-Shiung Wu

La científica china-estadounidense Chien-Shiung Wu fue una de las físicas más importantes del siglo XX, y otra de las mujeres científicas olvidadas por la historia. Pese a que participó en el desarrollo de la bomba atómica como parte del Proyecto Manhattan, muy pocos hoy en día han escuchado su nombre.

En los años 50, dos físicos teóricos, Tsung-Dao Lee y Chen Ning Yang, le pidieron ayuda a Wu para refutar lo que en física se conoce como la ley de paridad. Los experimentos de Wu dieron por tierra con esta ley.

Ese momento clave para la ciencia le valió un Nobel a Yang y a Lee pero no a Wu, a quien se dejó de lado aunque su participación fue vital.

Chien-Shiung Wu

 

Henrietta Leavitt

Otra pionera ignorada es la astrónoma estadounidense Henrietta Leavitt, que contribuyó a cambiar nuestra manera de ver el Universo. Ella comenzó a trabajar midiendo y grabando estrellas en el Observatorio Harvard, uno de los pocos trabajos en el ámbito científico considerado apropiado para mujeres.

Leavitt descubrió un patrón entre el brillo de una estrella y su distancia a la Tierra.

Esto le permitió demostrar lo que se conoce como relación período-luminosidad, algo que le dio la posibilidad a los científicos calcular cuán lejos está una estrella de la Tierra en base a su luminosidad.

Henrietta Leavitt

Estas son algunas de las mujeres científicas olvidadas por la historia. Si quieres contribuir con alguna otra en la lista, déjanos saberlo.

Síguenos y Danos Like
error

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial