El rotundo éxito de Luis Miguel, la serie no solo le dio impulso a la carrera del cantante más famoso de la historia de México, sino que también puede servir como trampolín para el futuro de los actores que formaron parte del elenco principal debido a la popularidad que ganaron.

Los nombres y la vida de Diego Boneta, Camila Sodi u Óscar Jaenada(en la ficción, Luis Miguel, Érika Camil y Luis Rey, respectivamente) tuvieron mucha repercusión en los medios en el último tiempo. Lo propio ocurrió con Anna Favella, la actriz italiana que se puso en la piel de Marcela Basteri, la madre desaparecida del Rey Sol.

La artista de 34 años está en pareja con el director de cine Leonardo Ferrari Carissimi y fue convocada a través de un casting para ser parte del unitario que se grabó en México.

Fui un honor para mí hacer de la mamá de Luis Miguel. Vi muchísimos videos, leí sobre su vida y me enteré lo mucho que significaba esa mujer para él. Fue una emoción fortísima ponerme en la piel de un personaje que existió realmente. Además, fue la primera vez que yo contaba una historia verdadera“, contó en una entrevista con Teleshow.

Pero antes del boom en Netflix, desplegó su talento en otros unitarios y papeles en teatro y la pantalla chica.

Y, tal cual lo exige su profesión, debió acondicionar su look para componer cada uno de los personajes que caracterizó. Así, por ejemplo, Anna cambió de color de cabello para participar en las series italianas Le tre rose di Eva o en Tierra rebelde, en la que compartió el set de grabación junto a varios actores argentinos como Rodrigo Guirao Díaz, Sabrina Garciarena, Fabián Mazzei, Luz Cipriota, Agustina Attias y Manuela Viale, más el uruguayo Nicolás Furtado, entre otros.