Home

Por qué la vitamina E es tan importante (y en qué alimentos encontrarla)

26 junio 2019 Actualidad Salud


La vitamina E se trata de un nutriente liposoluble que actúa como antioxidante, protegiendo las células contra los daños causados por los radicales libres y frenando la oxidación y el envejecimiento. Es muy importante consumir regularmente alimentos ricos en este nutriente unidos a una fuente de grasa para que el organismo pueda absorber y utilizar esta vitamina. La cantidad diaria recomendada de vitamina E para hombres y mujeres es de 15 mg, una cifra que asciende a 19 en el caso de mujeres en período de lactancia.

Tal y como revelan los principales estudios, la deficiencia de vitamina E es muy poco común en las personas sanas y suele relacionarse enfermedades que causan una mala absorción o digestión de las grasas. Algunos ejemplos incluyen la enfermedad de Crohn, la fibrosis quística y ciertas enfermedades genéticas poco frecuentes como la “abetalipoproteinemia” y la ataxia con deficiencia de vitamina E. Si careces de este nutriente puedes padecer daños nerviosos y musculares, pérdida de control del movimiento corporal, debilidad muscular y problemas de la visión, así como debilitamiento del sistema inmunitario.

Además de proteger su cuerpo de los radicales libres, la vitamina E también ayuda a promover la salud celular y mejorar los niveles de colesterol, reducir la acumulación de placa en las arterias, suprimir el crecimiento de tumores, disminuir el riesgo de ciertos cánceres y de enfermedades coronarias. También promueve la salud ocular al prevenir las cataratas y la degeneración macular relacionada con la edad. ¿Quieres saber qué alimentos son ricos en vitamina E?

Huevos

Dos huevos contienen 1.05 miligramos, -el 7% de la cantidad diaria recomendada de vitamina E-, además de colina, proteínas, grasas saludables, calcio, fósforo y vitamina D.

Aguacates

Medio aguacate crudo tiene 1.34 miligramos, (8.9% DV). Además, te beneficiarás de otras múltiples ventajas para la salud, como la mejora del colesterol y la digestión, la protección contra enfermedades o la mejora del sueño -gracias al magnesio-.

Brócoli

Una taza de esta hortaliza hervida contiene 1.13 miligramos d evitamina E (7.53% DV). Esta verdura verde en la familia crucífera también es una gran fuente de vitaminas A y K.

Cacahuetes

Los cacahuetes no solo son una gran fuente de proteínas y fibra, sino que también tienen una cantidad decente de vitamina E. Puedes añadirlos a salsas o ensaladas.

Pimiento rojo

Una taza de pimiento crudo contiene 2.35 miligramos de vitamina E, (15.6% DV),además de elevadas cantidades de vitaminas A y C.

Espinacas

Media taza hervida de espinacas te brindará 1.87 miligramos de vitamina E, el 12.4% de la cantidad diaria recomendada. También una gran fuente de vitaminas A y K.

Avellanas

Un puñado de avellanas comporta 4.26 miligramos de vitamina E, el 28,4% de la cantidad diaria recomendada de este fruto seco. Además, también son una buena fuente de proteínas, potasio y ácido fólico.

Aceite de girasol

Una sola cucharada puede aportarte 5.59 miligramos -37.26% de lo recomendable al día-. También se trata de un producto rico en grasas saludables.

Almendras

Una porción te proporcionará 6,78 mg de vitamina E, casi la mitad de su valor diario recomendado.

Semillas de girasol

Una onza contiene el 37% de su valor diario recomendado de vitamina E. Puedes usarlas como aderezo para ensaladas o sopas.


shares
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial