Home

Qué es el acero inoxidable

7 junio 2019 Actualidad Tecnología


El acero inoxidable es un tipo de acero muy resistente a la oxidación, pues contiene hierro, cromo y níquel, metales afines al oxígeno, que forman una capa pasivadora que evita la corrosión.

Esta capacidad, al igual que sus propiedades higiénicas y estéticas, hace que sea un material muy utilizado en el hogar, en la construcción, en la industria médica y automotriz, entre otras.

Descubre qué es el acero inoxidable y cuál es su composición

Algunos metales tienen gran resistencia a la corrosión, como el oro y el platino, que son puramente inoxidables, pero el acero inoxidable contiene diversos metales que reaccionan formando una capa que evita la corrosión del hierro.

No obstante, esta capa puede ser afectada en algunos casos, cuando es atacada por algunos ácidos, dando lugar a la oxidación mediante mecanismos intergranulares.

Existen varios tipos de acero inoxidable que se clasifican según su estructura.

El acero inoxidable austenítico es el más producido en el mundo y el que tiene mayor resistencia a la corrosión. Cuenta con una estructura cristalina tipo austenítica (cúbica y centrada en las caras).

En el caso del ferrítico no tiene níquel y contiene muy poco carbono. Es muy resistente a la corrosión y tiene propiedades de ferromagnetismo.

Tenemos el inoxidable austenítico-ferrítico, que tiene una alta resistencia a la corrosión como el acero inoxidable austenítico pero es más duro.

Finalmente, está el acero inoxidable martensítico, que es más duro pero con menor capacidad anticorrosiva.

El acero inoxidable contiene hierro, cromo, níquel y pequeñas cantidades de carbono. También puede contener azufre, titanio, manganeso, nitrógeno, molibdeno, silicio, cobre, cerio y wolframio, entre otros.

El cromo es el elemento de aleación más importante en el acero y se necesita un mínimo de 10.5% para que se forme una capa protectora en la superficie contra el óxido de cromo.

A partir de un un 8 o 9% de níquel, la estructura del acero inoxidable es totalmente de austenita.

El carbono aumenta la dureza en los aceros inoxidables martensíticos.

El azufre incrementa la maquinabilidad del acero y la resistencia a la corrosión.

El titanio estabiliza la estructura de ferrita, así como el niobio y el zirconio.

El manganeso es formador de austenita y aumenta la solubilidad del níquel.

El nitrógeno aumenta la dureza, la formación de austenita y la resistencia a la corrosión local.

El cobre estabiliza la estructura austenítica y aumenta la resistencia a la corrosión ácida.

El molibdeno aumenta la resistencia a la corrosión local y general.

El silicio estabiliza la ferrita y fortalece la resistencia a la oxidación.

Finalmente, el cerio aumenta la fuerza y mejora la adherencia de la capa superficial de óxido de cromo en altas temperaturas.

Síguenos y Danos Like

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial