Home

¿QUÉ HACE LINDSAY LOHAN EN TODOS LOS DESFILES DE LA SEMANA DE LA MODA DE MADRID?

26 septiembre 2017 Actualidad Farándula Música


Cuando apareció el pasado jueves en el hotel Wellington de Madrid para sentarse en la primera fila del desfile de Palomo Spain, Lindsay Lohan (Nueva York, 1986) hizo que las cabezas se girasen dos veces. La primera por curiosidad, porque aquella mujer pelirroja y menuda se parecía muchísimo a ella. La segunda de pura sorpresa, tras la constatación de que era ella. Es lo que ocurre cuando uno de los rostros más famosos el mundo aparece de forma repentina en un sitio donde nadie la esperaba.

No se mostró muy comunicativa esa primera noche. “Venía de Mykonos y estaba pachucha”, cuenta el estilista, colaborador televisivo e ideólogo de moda Josie, que compartió sofá con ella durante el desfile del diseñador cordobés. “Me dijo que había dormido a la intemperie, junto al mar”. Mucho más jovial, volvió a hacer acto de presencia al día siguiente en el desfile de Pepa Salazar en pleno mercado de Antón Martín (que le encantó, según se cuenta). Y aquí empieza su gran tournée: también el lunes en el de Maria Ke Fisherman, subida a una de las balsas de una de las instalaciones más antiguas del Parque de Atracciones de Madrid (que también le gustó tanto que pidió una segunda vuelta tras el desfile). Y en el de Devota & Lomba. Y en el de Malne. Y en el de Teresa Helbig. Y en el de Agatha Ruiz de la Prada. Y en el de Jorge Vázquez. Desde su cuenta de Instagram cantó el cumpleaños feliz a su madre Dina Lohan geolocalizada desde el Palacio Real, empezó a seguir a Mariano Rajoy en esa misma red y ocupó decenas de posts de periodistas e influencers con los que se prestó a posar muy sonriente. Y todo el mundo se pregunta lo mismo: ¿qué demonios hace Lindsay Lohan como invitada estrella de Cibeles?

La respuesta empieza por el editor David Martín, creador de la revista ODDA. “La conocí a raíz de nuestro número 12, el del quinto aniversario”, explica al otro lado del teléfono. “Tuvimos muy buen feeling y mantuvimos el contacto. Empecé a echarle un cable con los estilismos, sobre todo en Cannes. A finales de agosto se me ocurrió la idea de traerla a Madrid durante los shows de la semana de la moda y a ella le pareció divertido”. La gran pregunta que se hacen muchos desde la industria: ¿cuánto de personal y cuánto de oficial tiene la visita? O, dicho de otra manera, ¿quién paga? Martín responde de forma sucinta al respecto: “Sus gastos de estancia y desplazamientos han sigo pagados, pero no puedo decir por quién”.

Lohan se hizo famosa como actriz infantil en 1998 gracias a Tú a Londres y yo a California y se apuntó algunos otros éxitos en la factoría Disney, pero no fue hasta 2004 cuando con Chicas malas consiguió uno de esos hitos que legitiman una carrera entera: una película que no solo entusiasma a la crítica y a la taquilla, sino que toca una fibra generacional que le da un culto vigente hasta hoy. Y no es ajena al mundo de la moda: empezó como modelo infantil en 1989 con la agencia Ford, lanzó su propia colección, 6126, en 2008 y formó un extraño dúo en 2009con la española Estrella Archs en su papel de consultora creativa de la firma Ungaro, una aventura que terminó en marzo de 2010 tras unas críticas nefastas.

Sin embargo, en lo que respecta a moda española andaba un poco verde. “No conocía a Palomo ni a ningún diseñador”, continúa Martín. “Pero se quedó muy impactada. Ahora Palomo y ella son amigos, han salido juntos estos días y yo me alegro mucho porque la difusión que puede dar alguien como ella a la moda nacional es muy importante”.

Durante su estancia en Madrid ha vestido diseños de María Escoté, Agatha Ruiz de la Prada, Teresa Helbig, Malne y Custo Barcelona. El lunes, durante la cena organizada por Jorge Vázquez en el salón rojo del Santo Mauro, creó un pequeño episodio nacional cuando tras ver un vestido del diseñador en un maniquí hizo que lo sacaran para ponérselo y, al subir una imagen con el vestido a su cuenta de Instagram –que más de seis millones de seguidores contemplan– etiquetó, por error, al presentador Jorge Javier Vázquez en lugar de al diseñador. “Lo mejor de esa cena fue verla en esa salsa de chic castizo, ese mix de Lindsay Lohan alternando con Carmen Martínez Bordiú y Begoña Trapote”, resume Josie, presente en esa velada en la que su plato lucía un cartel que rezaba “Doña Lindsay Lohan”.

Su aventura en Madrid termina mañana, pero los lazos que ha hecho con nombres muy jóvenes de la moda española prometen mantenerse. “Lindsay es abierta y agradecida. Como le encantó el desfile de Pepa [Salazar] la ha invitado a visitarla en su casa de Dubai, donde vive ahora”, revela David Martín. También ha invitado a Alejandro Palomo, que se ha convertido en compañero de correrías nocturnas en la capital. La crónica de esta amistad forjada a golpe de fiestas (ya sea en hoteles de cinco estrellas o en locales de los bajos de la calle Orense como el Specka) se ha emitido en directo, como manda el momento generacional, en los stories de Instagram del diseñador y sus cercanos. Y, como manda el protocolo de una juerga, sus escenas desaparecieron 24 horas después. Lo que pasa en Madrid…

Fuente: elpais.com

Síguenos y Danos Like

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial