Home

Rutina facial de 10 pasos: ¿verdadero milagro o truco publicitario?

3 julio 2019 Actualidad Salud


La presión que existe en las redes sociales por vernos más bellos y sanos que nunca ha llevado a la sociedad al punto de la locura y obsesión por los tratamientos estéticos que podrían no tener resultados reales con base científica. Actualmente son tan conocidas las absurdas rutinas de belleza facial de 10 pasos originadas en Corea del Sur que prometen una piel de porcelana al invertir una buena cantidad de dinero en productos aparentemente milagrosos para el rostro, pero ¿realmente son tan efectivas como lo pintan?

Para los que no estén familiarizados con estas rutinas de belleza tan populares entre las bloggers coreanas –y también del resto del mundo–, la ‘Rutina de cuidado facial de 10 pasos’ nació como una necesidad casi obsesiva de tener una piel perfecta que requiere de ciertos productos que tienen una tarea específica para nuestra cara.

¿Hay riesgo de contraer VIH al someterse a tratamientos como los “vampire facials”?

Una larga rutina de belleza

La rutina de cuidado facial de 10 pasos está dividida en cuatro etapas: limpieza, preparación, nutrición y protección. La meta es mimar tanto a nuestra piel cada día para lograr un rostro digno de portada de revista o de post de Instagram. Cada paso de la rutina corresponde a un objetivo y a un producto específico que describimos a continuación:

Limpieza

1. Removedor de maquillaje y de grasa, la base de la rutina que remueve todas las impurezas como restos de maquillaje, grasa, bloqueador solar y contaminación.

2. Limpiador a base de agua. Mejor conocido como agua micelar, un producto elaborado con micelas que van más allá del removedor de maquillaje y grasa, además tonifica e hidrata la piel.

3. El tercer paso es la exfoliación. Este proceso ayuda a limpiar los poros de manera profunda y a remover las células muertas para dar paso a una mejor absorción de los siguientes productos de la rutina.

Bloqueadores solares caseros en Pinterest son una receta para la insolación

Preparación

4. Tónico facial. Cuando creías que ya el agua micelar había terminado de remover todas las impurezas del rostro, el tónico facial llega para remover lo poco que queda, además de reparar la barrera de la piel, pues de esta manera resulta más sencillo que la piel absorba los demás productos.

Nutrición

5. Esencias. Las esencias de la rutina pueden estar presentes en forma de extracto de arroz o ácido hialurónico –responsable de retrasar el envejecimiento, dándole más volumen e hidratación a la piel–, que básicamente se encargan de dotar de componentes hidratantes a la piel.

6. El siguiente paso de nuestra rutina consiste en aplicar algunos tratamientos específicos para problemas como acné, manchas en la piel o líneas de expresión. Estos tratamientos pueden venir en forma de sueros o ampollas.

Los productos químicos de los protectores solares pueden ingresar al torrente sanguíneo

7. Mascarilla facial. Ya para este paso cualquiera podría estar demasiado cansado o haber perdido el sueño después de tantas aplicaciones. Las mascarillas que vienen como una especie de tela hidratada con sustancias reparadoras que nutren la piel.

8. Los ojos también forman parte importante del rostro, incluso es el área más delicada de la piel por lo fina que es. El antepenúltimo paso de la rutina es precisamente agregar una crema que evite las ojeras y las bolsas debajo de los ojos. Muchos de estos productos contienen sustancias revitalizadoras como el jengibre y la lavanda.

Protección

9. Llegando a la etapa de protección del rostro tenemos el noveno paso de la rutina coreana del cuidado del rostro: la hidratación de la piel. El penúltimo producto consiste en aplicar una loción, crema o máscara para dormir que sella todos los nutrientes que hemos aplicado en nuestra piel.

10. Finalmente, el décimo paso que pone fin a la larga rutina: protección solar. Es cierto que la piel debe estar protegida contra los rayos UV del sol que suelen ser tan dañinos. Este paso se debe incluir en la rutina de la mañana y reaplicarlo durante el día, cada dos horas, cuando la piel absorbe el producto por completo.

Mucho glamour y mimos, pero ¿realmente es efectiva?

Muchas de las personas que buscan seguir la rutina de 10 pasos sin siquiera asegurarse de conocer las necesidades de su piel antes de comprometerse.

Como ocurre con todos los estándares y expectativas de belleza que nos topamos en redes sociales, no siempre estas aparentes soluciones son tan reales como aparentan, pues normalmente las bloggers, influencers, modelos y artistas que siguen estas rutinas y tienen piel de porcelana se ayudan con otros tratamientos que quizás no son tan alcanzables para las personas con presupuestos de gente común.

Además de ello, dermatológicamente hablando, nuestros rostros son únicos y requieren de cuidados específicos que no necesariamente se ajustan a esta costosa y extensa rutina. De hecho, Charlotte Cho, cofundadora de Soko Glam –la compañía que comercializa los kits para la rutina de belleza– explica que su objetivo no es vender la promesa de la piel perfecta, sino que las personas conozcan sus propias necesidades y que utilicen los productos que más se ajusten a ellas.

¿Tiene la belleza una raíz genética?, esto dice la ciencia

Hay personas a las que quizás les vaya perfectamente bien algunos pasos de los 10 que trae la rutina. Al conocer nuestro tipo de piel podemos saber cuáles son aquellos productos que consideramos necesarios, aunque la base de toda rutina de cuidado facial –recomendado por dermatólogos– es la limpieza, la hidratación y protección solar.

Cuestión de mercadeo

Como ocurre normalmente con todas las soluciones supuestamente milagrosas que vemos en los medios y en las redes, todo es cuestión de cómo se venden. Tal como ha explicado Cho, para introducirnos en el mundo de la rutina de 10 pasos, primero debemos conocer nuestras necesidades. Incluso confiesa que ni siquiera ella llega a los 10 pasos, y que los va variando según su tiempo y lo que requiere día a día. Menciona que normalmente hace cuatro o cinco pasos y si tiene algo de tiempo, se coloca una mascarilla facial.

Si bien existe la rutina de 10 pasos para el cuidado del rostro como una promesa para obtener una piel de porcelana, realmente es un discurso publicitario que obvia que no todas las personas necesitan 10 pasos para la piel perfecta.
Bloqueadores solares caseros en Pinterest son una receta para la insolación

Si bien no hay nada de malo en el cuidado personal, es importante no dejarnos atrapar en la caída libre que son las redes sociales con respecto a los tratamientos de belleza. Siempre es necesario comprender que cada piel es diferente y requiere de rutinas especializadas.

Si quieres lucir una piel de porcelana que luzca joven y fresca, quizás debas visitar a un dermatólogo para que personalice una rutina que se ajuste a tu tipo de piel y necesidades, en lugar de dejarte llevar por las promesas de humo que abundan en las redes sociales.

Referencia:

How to not get sucked into the online skincare vortex: https://mashable.com/article/how-to-treat-acne-advice-korean-beauty/


shares
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial