Home

Un enorme y extraño pez aparece en una playa de California

2 marzo 2019 Actualidad Curiosidades


Esta es la extraordinaria historia de cómo un enorme pez de aspecto extraño apareció en una playa al otro lado del mundo desde donde vive.

El pez de 2.13 metros flotó en Coal Oil Point, la reserva ubicada en la sede de la Universidad de California en Santa Bárbara. Los investigadores primero pensaron que era una especie similar y más común de pez sol, hasta que alguien publicó fotos en un sitio web sobre naturaleza y los expertos intervinieron.

Lo que ocurrió después de eso sorprendió a los investigadores desde California hasta Australia y Nueva Zelanda.

Resultó ser una especie nunca antes vista en América del Norte. Se llama el pez lunahoodwinker (embaucador).

“Cuando llegaron las imágenes claras, pensé que no había duda. Esto es totalmente un pez luna embaucador”, dijo Marianne Nyegaard, una científica marina que descubrió la especie en 2017. “No podía creerlo. Casi me caí de mi silla”. 

¿Cómo el embaucador obtuvo su nombre?

Nyegaard pasó años persiguiendo al pez luna antes de ubicarlo y nombrarlo. Todos los ejemplos del enorme pez se encontraron en Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica y Chile, dijo. Excepto por una vez en la década de 1890, cuando los dibujos y registros documentaban al pez apareciendo en los Países Bajos.

Los científicos dicen que hay cinco especies de peces luna de agua salada, y que vienen de diferentes lugares. Uno habita las aguas tropicales, a otros les gustan los subtrópicos y el embaucador prefiere el agua templada, dijo Nyegaard a CNN. Ella trabaja en la división marina en el Museo Memorial de Guerra de Auckland, en Nueva Zelanda.

“Por eso es tan intrigante que haya aparecido en California”, dijo. “Sabemos que tiene la distribución templada aquí y en la costa de Chile, pero luego, ¿cómo cruzaron el ecuador y aparecieron allí? Es intrigante lo que hizo que este pez cruzara el ecuador”. 

Las travesuras de este pez caprichoso son cómicas, especialmente considerando cómo la especie obtuvo su nombre.

Mientras Nyegaard investigaba el pescado, se dio cuenta de que algunas especies de pez luna habían sido identificadas erróneamente. Una especie que se pensaba que era rara era muy común, mientras que otro pez que se pensaba que era común estaba mal identificado, dijo.

“Pasó desapercibido porque nadie realmente se dio cuenta de que se veía diferente. Hay una larga historia de confusión sobre la especie en la familia del pez luna”, dijo Nyegaard. “Este pez había logrado mantenerse fuera de la vista y fuera de la atención de todos. Se había pensado que se trataba de un mola mola (un pez luna del mar), así que nos estaba engañando a todos”.

Y un poco de engaño es lo que le estaba haciendo a los investigadores en California, también.

Los científicos primero pensaron que era un tipo diferente de pez luna

Un pasante de Coal Oil Point Reserve alertó a la especialista en conservación Jessica Nielsen sobre el pez luna muerto varado el 19 de febrero. Cuando Nielsen lo vio por primera vez, las características inusuales del pez llamaron su atención.

“Este es ciertamente el organismo más notable que he visto flotar en la playa en mis cuatro años en la reserva”, dijo Nielsen en un comunicado de prensa de la UC Santa Bárbara.

Publicó algunas fotos del pez en la página de Facebook de la reserva. Cuando el colega Thomas Turner vio las fotos más tarde ese día, corrió a la playa con su esposa y su hijo pequeño.

Turner, un biólogo evolutivo que mide casi dos metros de altura, estiró los brazos para mostrar la escala del pez de 2,13 m de largo. Tomó algunas fotos de lo que creía era un pez luna oceánico, una visión extraña de cerca, dijo.

“Es el pez más inusual que jamás haya visto”, dijo el profesor asociado de la Universidad de California en Santa Barbara. “No tiene cola. Todos sus dientes están fusionados, por lo que no tiene dientes. Sólo tiene esta gran abertura redonda para una boca”.

Turner publicó sus fotos en iNaturalist, un sitio donde la gente publica fotos y avistamientos de plantas y animales. 

Foster le envió un correo electrónico a Nyegaard, la mujer que descubrió la especie, y le dijo lo que estaba pensando.

“Me envió un correo electrónico con enlaces y me dijo: ¿crees que esto es un embaucador?”, dijo Nyegaard. “Pero las imágenes no fueron muy claras. Me resistí a conformarme con una identificación porque estaba muy lejos de mi alcance”.

Nyegaard y Foster pidieron ver más fotos para poder hacer una llamada más instruida.

Pronto confirmaron su verdadera identidad

Habían pasado dos días desde que Nielsen había visto el pez por primera vez. Cuando Turner y Nielsen volvieron a la playa, la criatura ya no estaba allí.

Comenzaron a 3.2 kilómetros de distancia uno del otro en la playa y siguieron mirando, caminando uno hacia el otro hasta que encontraron el pez perdido. Había vuelto a flotar en la marea y se había varado a unos cientos de metros de distancia, dijo Turner.

La pareja buscó las características físicas que son comunes en el pez luna embaucador.

Cuando un pez normalmente tiene una cola, el embaucador solo tiene un clavus, una estructura que parece un timón, dijo Nyegaard. Todos los peces luna tienen un clavus, pero el embaucador tiene una forma característica.

Pero, ¿cómo llegó allí?

Nadie está seguro de si este pez solitario vagó lejos de su hogar por sí solo o es parte de una población de embaucadores de América del Norte que aún no se ha descubierto.

Nyegaard dijo que quiere comparar una muestra genética del capullo encontrado en California con sus muestras de peces de Australia y su región.

“No es infrecuente que el pez luna vague realmente lejos”, dijo Nyegaard. “En el futuro, entenderemos si este pez se encuentra de manera regular en la costa de California o si se trata de una única vez.

Tanto Nyegaard como Turner se maravillaron de cómo las redes sociales y el sitio iNaturalist pueden ayudar a los investigadores a acercarse a una respuesta. 

“iNaturalist es brillante porque podemos registrar los avistamientos y aprender más sobre la distribución (de los peces)”, dijo Nyegaard. “Estamos viviendo en un mundo cambiante y es importante que los científicos obtengan información acerca de qué ven, porque nosotros no podemos estar fuera en el terreno todos los días en todo el mundo”.

Turner dijo que fue emocionante para él ayudar a identificar el primer avistamiento registrado de un pez luna embaucador en América del Norte, y solo el segundo en el hemisferio norte.

“Soy profesor, soy biólogo, pero en realidad no sabía qué tenía de especial este pez”, dijo Turner. “Acabo de publicar una foto y eso me conectó con el experto del mundo y la persona que descubrió la especie”.

Síguenos y Danos Like

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial