Home
  • Home
  • Actualidad
  • Un novedoso láser encuentra una pirámide maya perdida (y otras 60.000 estructuras)

Un novedoso láser encuentra una pirámide maya perdida (y otras 60.000 estructuras)

28 septiembre 2018 Actualidad


El Confidencial

Casas, sistemas de regadío, calzadas, campos de cultivo y hasta pirámides. Estas son solo algunas de las casi 61.500 estructuras mayas que se han encontrado bajo la vegetación de la selva al norte de Guatemala gracias a un rastreo hecho con una tecnología láser denominada LIDAR. Se trata del mayor estudio de este estilo en la historia de la arqueología mesoamericana y ha servido para revelar que la zona estudiada es un 40% más grande de lo que se creía.

Un equipo internacional de arqueólogos llevó a cabo esta nueva investigación, que es la más extensa que se ha hecho hasta fecha y ha alcanzado los 2.000 kilómetros cuadrados de área explorada. El hallazgo ha hecho replantearse a los antropólogos aspectos básicos de la sociedad, agricultura, economía y sociedad maya por la infinidad de edificios que se han encontrado, lo que les permitió hacerse una idea de las miles de personas vivieron en la región, cómo se relacionaban y subsistían.

Un equipo de Estados Unidos, diversos países europeos y Guatemala han sido los encargados de llevar estas investigaciones, que fueron dadas a conocer en la revista científica ‘Science’. Pese al reconocimiento sobre el terreno que se había llevado previamente, los grandes humedales y las zonas selváticas dificultaron una exploración que, ahora, se ha completado gracias al láser y con el que se han revelado miles de estructuras hasta la fecha desconocidas.

El LIDAR se trata de una revolucionaria técnica de reconocimiento aéreo con la que hallar estructuras desconocidas hasta la fecha: consiste en utilizar un láser pulsado sobre un área y medir la luz que se refleja con un sensor. Con ello se consigue una vista tridimensional con las medidas reales del área sobre el que se ha desplegado el haz de luz y, así, se han descubierto toda esta serie de estructuras que a simple vista no se encontraban por las dificultades que entraña la selva.

Se han encontrado todo tipo de edificios, cuyo estudio servirá para poder conocer más y mejor sobre la forma de vida de la cultura maya. Pero uno destaca por encima del resto:una pirámide encontrada en el centro de Tikal. Se trata de un edificio de siete pisos del que de momento no se tiene mucha más información, pero del que se cree que servía para ceremonia rituales. Todo ello en una zona en la que el láser ha confirmado que vivía mucha más gente de la que se pensaba.

© Proporcionado por Titania Compañia Editorial S.L.Los secretos de la selva

El descubrimiento no habría sido posible si no fuese por esta tecnología láser, que ha permitido analizar digitalmente qué se esconde en la selva. Tanto es así que, como señala uno de los encargados del proyecto, Thomas Garrison, de no haber cambiado de método, habrían caminado por encima de la carretera sin saberlo. “En cuanto nos dimos cuenta, sentimos algo de vergüenza. Habíamos pasado por ahí todo el tiempo”. Por ejemplo, llegaron a pensar que uno de los templos solo era una colina.

 Los datos del LIDAR han revelado que las grandes calzadas existentes -creadas con cierta elevación para evitar problemas en las temporadas de lluvia- y las grandes zonas urbanizadas podrían hacer pensar que en las tierras bajas mayas llegaron a vivir 11 millones de personas durante el Periodo Clásico Tardío (650 a 800 d. C.). “Ahora es nuestro trabajo como arqueólogos resolver todo esto”, afirman los científicos que han llevado a cabo el estudio. Los mayas están más vivos que nunca.

 

Síguenos y Danos Like

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial